Críticas que traen desatinos

 

Es muy común en el fútbol opinar, y nadie está excluido –sean estos jugadores, técnicos o directivos– de recibir críticas verbales o escritas.

En días anteriores se ha criticado al Barcelona español, uno de los equipos más laureados en el mundo por sus éxitos, pero que ahora se muestra con ánimo devastado.

¿Este declive es una de las caras del fútbol? Sí, razón por la cual este deporte es impredecible en toda su magnitud. El pasado y el presente nos recuerdan conjuntos que han ganado títulos y copas y luego han bajado de categoría; mientras que otros, con planteles poco costosos, han llegado al podio.

Un ejemplo en nuestro país es la actuación de LDU (Q), único club ecuatoriano que ha hecho historia por sus logros internacionales, pero su presente es descolorido y trastoca con su época de brillantez futbolística. ¿Hay observaciones con sana intención? Sí las hay, pero en el fútbol a nadie le gusta que lo critiquen con razón o no, y las personas que emiten tales comentarios son mal vistas, salvo pocas excepciones.

Cuando un equipo está por acercarse al “abismo”, nuestra receta es la siguiente:

• Que el plantel deje de escuchar y leer notas periodísticas hasta que haya mejoría.

• Que haya una franca reunión de directivos con el DT para evaluar aspectos administrativos y de campo; mientras los jugadores en reunión amena analicen el momento futbolístico en lo personal y lo colectivo.

• Mejorando las rutas de entrenamiento y concentración con evaluaciones diarias.

• Mostrando lealtad los jugadores para con la institución, un equipo puede sacudirse y hallar caminos con nuevo aire de triunfo.

Todo periodista o hincha tiene una perspectiva diferente de cada conjunto y la nuestra son las letras escritas…

 
 

Noticias Relacionadas

  • No hay noticias relacionadas