¿De qué Navidad hablamos y escribimos en el Ecuador?

 

El nacimiento de Jesús, del inmenso aparato publicitario en lo comercial, de los regalos que van a recibir los niños de las clases socioeconómica baja, media o alta en el mundo, de una noche en la que se reúne la familia y aparecen los cánticos y las peticiones al Supremo Señor, a los gobernantes y a las autoridades de que los días venideros sean mejores. Es un día de tristezas, nostalgias y alegrías.

En nuestro país hay criaturas que en Navidad lloran por la situación que viven sus padres; mientras, otros disfrutan por el bienestar que sus progenitores les dan. Día para la reflexión.

Y qué bien hacen los planteles educativos, empresas, barrios, gremios, instituciones y fundaciones en otorgar antes de la Navidad momentos de esparcimiento y regalos a los infantes.

Los niños veneran el pesebre, lo admiran espiritualmente, esperan con ansiedad y alegría la víspera de la Navidad. Se desviven, intercambian tertulias, en el árbol de su casa ponen su cartita escrita acorde con la caligrafía de su edad a la espera de Papá Noel.

La Navidad en el Ecuador la vive cada familia según las clases sociales.

En un hogar de vastos recursos económicos, los hijos reciben un buen número de juguetes costosos e incluso vestimenta extranjera.

En familias en las que se deriva una economía media, los progenitores con esfuerzos múltiples conceden a sus hijos, a través de Santa Claus, juguetes y ropa menos costosa.

También hay criaturas de los suburbios periféricos, campos, cerros y páramos, donde solo ven lucecitas a la distancia y a sus progenitores les es imposible darles algún presente navideño. Estos nenes, al igual que otros millones en el mundo, caen cansados en sus camitas tras esperar por un obsequio que no llega y para ellos esa noche es como cualquier día del año.

Afirmamos que Jesús admira, controla, vigoriza, ilumina y bendice a diario a todos los niños del mundo, sean estos indigentes, pobres, ricos, de diferentes credos y razas.

Un abrazo cariñoso a los niños del país y del mundo y que la Nochebuena por llegar en tres días engrandezca sus corazones y sean emprendedores en estudio, deporte y siempre amorosos con sus padres…

 
 

Noticias Relacionadas

  • No hay noticias relacionadas