4 DT que Ecuador debe cuidarlos

 

Quienes instruyen el balompié deben reunir referentes gravitantes en su personalidad, transmisión de conocimiento, experiencia, cordura, tolerante, responsable, manejo de grupo, puntualidad, estudioso, sincero y leal a la divisa en donde está contratado, los que se alejen de estos signos no debe estar en un campo de fútbol jamás.

Ecuador tiene en estos instantes a cuatro jóvenes técnicos y en nuestra apreciación, la afición que sigue el campeonato nacional en sus dos series y la performance de las selecciones formativas no los tiene presente a diario pero el trabajo de ellos en pizarra, en el esquema instruido, la firmeza de elevar la autoestima al deportista y en obtener buenos resultados, merecen ser conocidos y que la hinchada no los pierdan de vista. Son más valiosos que muchos extranjeros pedantes, mentirosos y faltos de pedagogía que han llegado al medio, salvo excepciones.

Quienes son… Javier Rodríguez, técnico de la sub-17 del Ecuador; Kléber Fajardo, que dirige a River Plate, área Ecuador; Humberto Pizarro, al frente del plantel de Rocafuerte FC; y Eduardo Granda, hasta hace poco manejó al Imbabura. Han demostrado que están para avanzar y triunfar a sitiales de estelaristas en nuestro fútbol.

Bien por los dirigentes Luis Chiriboga en confiar a una selección formativa a Javier, excelente definición de Mario Costa y Mario Canessa en otorgar a Kléber y Humberto a sus plantillas; al directivo Luis Aguirre, de Imbabura, que cuando precisó que el equipo tome vuelo en puntaje llamó a Eduardo. Ninguno de ellos, pese a su juventud, ha defraudado en sus objetivos.

Merecen ellos que la dirigencia profesional nacional en cada temporada los considere y con las experiencias que vayan acumulando se afirmen como en los grandes países que confían en sus elementos nacionales.

Javier llegó a jugar en el cuadro eléctrico; Kléber, uno de los brillantes centrocampistas que ha tenido el fútbol ecuatoriano, en la Copa América de 1989 fue elegido el mejor en su posición por la Conmebol; Humberto también se puso la camiseta de profesional y de la misma manera Eduardo. Conocen su oficio.

Y qué coincidencia los cuatro se han formado dirigiendo a equipos en los Interbarriales de Diario EL UNIVERSO.

El fútbol encaminado con gritos y sin libretos quedó para el ayer, hoy van al frente los estudiosos y ganadores.

 

Compartir artículo

 
 

Noticias Relacionadas

  • No hay noticias relacionadas